Sebas García consigue la primera victoria española del 2019

Ampliar
Profesionales
Fecha Viernes, 19 abril 2019

Hemos tenido que esperar hasta abril, pero por fin ha caído la primera victoria internacional para el golf español, y ha tenido que ser a cargo de un madrileño, Sebastián García Rodríguez, que se ha impuesto con autoridad en el Abruzzo Open, torneo perteneciente al Alps Tour, circuito satélite del European Tour.

Un torneo que ha sido perfecto de principio a fin, pues García terminó el primer día en segunda posición, a un golpe del líder, pero desde la segunda jornada ya no soltó el liderato, hasta alzarse con un título que confirma las buenas sensaciones que nos contaba en su blog hace unos pocos días.

Hacía dos años de su última victoria internacional, y fue precisamente en otro torneo del Alps Tour, esta vez fue en el Alps de las Castillas 2017, pero seguro que esta le deja mejor sabor de boca por todo lo que conlleva.

Aparte del cheque, importante para todos, Sebas se pone en primera posición de la Orden de Mérito del Alps Tour, algo que de mantenerse a final de año le daría la tarjeta del Challenge Tour 2020. Y es que el jugador de El Robledal va disparado hacia este objetivo, pues lleva ya tres top-10 en los seis torneos que ha jugado este año.

“He jugado realmente sólido toda la semana, apenas he cometido únicamente dos bogeys en todo el torneo y eso habla muy bien de mi juego. Hoy he estado muy concentrado los 18 hoyos, he tenido dos pequeños errores con el driver y precisamente uno de ellos ha sido el que ha provocado el momento clave de la vuelta… En el hoyo 14, un par 5, se me ha quedado casi injugable, al sacarla ha pegado en un árbol y por fin la he sacado a calle con el tercero. Desde 135 metros he pegado un tirazo y he metido un putt corto para par que me ha sabido a birdie. Ese hoyo ha sido clave, porque me estaban costando un poco los nueve segundos, pero con un birdie en el 18 he podido certificar la victoria. Ahora estoy muy muy muy contento, la verdad es que mi nuevo driver Ping me está funcionando de manera increíble, voy muy recto y con muy buenas sensaciones en todo mi juego. Ahora estoy deseando llegar a casa, tener una semana libre para meterme mucha caña física y psicológicamente, y a seguir así, a ver si vienen más semanas soñadas como esta.”

Este ha sido el momento de la entrega de premios en el que casi se arranca a hablar en italiano de lo contento que estaba: