Patricia Sanz se trae de China un souvenir mejor que una botella de vino

Ampliar
Profesionales
Fecha Domingo, 19 marzo 2017

 

Patricia Sanz no olvidará jamás el World Ladies Championship que ha concluido este domingo en el recorrido Blackstone del complejo de Mission Hills, en China. Y no precisamente por el resultado. La madrileña falló el corte. Dos torneos esta temporada y dos cortes fallados. No ha sido el inicio de soñado de año para la golfista de 26 años del Race, pero no todo ha sido malo en China. Más bien al contrario. La mayor de las hermanas Sanz hizo algo único... hasta hoy.

 

“Ocurrió en el hoyo 11 de la segunda ronda”, relata Patricia. “Tenía unos 160 metros a la bandera y viento en contra. Un par 3. Pego el híbrido y siento que la pelota sale muy bien desde el principio. Ya está, sé que la voy a dejar muy cerca. Oportunidad de birdie. Sin embargo, con el tee en el alto, veo que va mejor de lo que incluso yo pensaba... Y dentro. Hoyo en uno. Ha sido el primer hoyo en uno de mi carrera”, asegura.

 

Estallido de júbilo al perder de vista la bola en su camino directo al hoyo. China en el recuerdo. Esas cosas no se olvidan, aunque la celebración no pudo ser completa al no pasar el corte. Además, se ve que la suerte no estaba completamente del lado de Patricia. Prácticamente unas horas después de que la coreana Ha Na Jang hiciera un hoyo en uno en el torneo del LPGA Tour en Arizona y recibiera como premio un coche, la golfista madrileña se entera de que ahí, precisamente ahí, en el hoyo 11 del Blackstone Course, no había premio para el hoyo en uno. Chasco gordo.

 

“Pues sí, la verdad es que ha sido una pena, aunque la persona que me entrevistó por el hoyo en uno me dijo que casi mejor no tener nada que recibir el premio que esperaba en el otro par 3 que sí estaba agraciado. Me dijo que te daban tu peso en alcohol chino... que no es precisamente una delicatessen”, señalaba entre risas la pupila de Antonio Barquero.

 

En cualquier caso, tanto el World Ladies Championship como Mission Hills tuvieron un detalle con Patricia. Le obsequiaron con una botella de vino rosado. “Nos va a venir fenomenal para celebrarlo”, explicó con ese aire siempre positivo y optimista.

 

Más allá de la botella de vino, el World Ladies Championship ha quedado grabado para siempre en la memoria de Sanz. Ya puede presumir que tiene un hoyo en uno en el Ladies European Tour. Ahora, a por el segundo, y sobre todo a cuajar una buena actuación en la Lalla Meryem Cup, próximo torneo del Ladies European Tour que se disputará del 13 al 16 de abril en Rabat.