Empieza mi nueva vida dentro del golf

Ampliar
Profesionales
Fecha Viernes, 22 febrero 2019

¡Hola a todos! Hoy comienzo mi blog en el que espero teneros informados de las aventuras que vayan sucediendo tanto dentro como fuera del campo. Estoy muy ilusionada de poder compartir mi experiencia con todos vosotros y espero que esto sirva para ayudaros a comprender mejor la vida de una golfista profesional; en mi caso, este va a ser mi primer año.

Os cuento… como bien he mencionado antes, este es mi primer año como profesional.

Me gradué en diciembre de 2018 en “Turf Science and Management” en Purdue University, después de estar allí cuatro años y medio con una beca deportiva, compatibilizando los estudios con el golf. Mi último semestre allí ya no jugaba para la universidad, ya que sólo tienes cuatro años de elegibilidad para ser parte del equipo. Durante mi último semestre estuve entrenando y jugué la escuela clasificatoria de la LPGA. De tres fases que hay, me clasifiqué para las dos primeras, obteniendo tarjeta condicional del Symetra Tour.

Me pasé a pro en enero. Si os preguntáis por qué no lo hice antes es porque quería acabar primero mis estudios y una vez cerrado ese capítulo de mi vida, abrir uno nuevo que se llama profesionalismo (uno nuevo como jugadora profesional).

Este último mes y medio ha sido una experiencia muy bonita, diferente y un poco locura (no os voy a mentir). La rutina de entrenamientos y físico, más el papeleo, empezar a organizar los viajes de la temporada, los presupuestos… esas cosas de “hacerse mayor”. Eso sí, todo con mucha ilusión, pues ando preparando todo para que el año quede lo mejor organizado posible y dejar todos los temas de “oficina” listos para sólo pensar en jugar mi mejor golf durante la temporada. El golf es un deporte en el que dependiendo de cómo juegues esta semana, jugarás la siguiente o no… Hay incertidumbre, pero tener un plan A y B te hace estar con la mente tranquila y centrarte solo en jugar y disfrutar.

Este mes y medio en Madrid, he estado preparando la temporada con mi entrenador técnico Álvaro Salto y preparador físico Francis Iguacel. Estoy muy contenta y satisfecha sobre cómo hemos preparado la temporada. Los domingos organizaba un horario para planificar lo que iba a hacer la semana siguiente con el fin de tener un entrenamiento de calidad y, practicar todos los aspectos del juego en los próximos siete días. A principios de enero estábamos muy centrados en la técnica y pisaba menos el campo. Ya estas últimas dos semanas, el trabajo en el campo de golf ha sido prioritario; el objetivo era llevar los cambios al campo y empezar a coger sensaciones para la competición.

Otro aspecto importante de esta pretemporada, que no se suele mencionar mucho, es el descanso. Un descanso tanto físico como mental. Esto es algo que personalmente considero que también se debe “practicar” y a mi me ha venido muy bien para coger fuerzas, reflexionar sobre la semana y afrontar la semana siguiente con más ilusión.  

La primera semana de marzo empieza el Symetra Tour y ya no se para hasta octubre. Ahora mismo estoy en el tren hacia Málaga, para jugar un torneo antes de irme a Estados Unidos y meterme en modo competición antes de empezar la temporada. Dentro de nada vuelo a Estados Unidos y estaré una semana en Florida entrenando con una compañera del equipo de la universidad. Igual esa semana de entreno en Florida puede convertirse en alguna más, todo dependerá de si entro en los torneos o no. Ahora mismo estoy en la lista de espera de los dos primeros torneos, que son las dos primeras semanas de marzo en Florida. Esto de tener Tarjeta condicional me limita un poco a la hora de entrar en los torneos que quiero jugar.

Esto es básicamente lo que he estado haciendo este mes y medio en Madrid. A parte de disfrutar de nuestra preciosa ciudad, de mi familia, mis amigos y la maravillosa comida y cultura que tenemos en este país.

Os iré contando cómo va todo en Estados Unidos. ¡Tengo muchas ganas de empezar esta nueva forma de vida, de empezar a competir y compartirlo con todos vosotros!

¡Espero que tengáis muy buen día!

Marta Martín