Sebastián quiere ponerse el 23 a la espalda

Ampliar
Profesionales
Fecha Sábado, 19 octubre 2019

Llevar el 23 en la camiseta nunca puede ser sinónimo de algo malo. El 23, como recordarán todos ustedes queridos lectores, era el mítico número que lucía en su elástica de los Bulls de Chicago un tal Michael Jordan. El genio de baloncesto convirtió en algo mágico todo lo que tocó y, por supuesto, también lo hizo con su dorsal. No han sido pocos los deportistas de todas las disciplinas que han apostado por este número a modo inspiración.

Pues bien, hay un madrileño que se puede colocar el 23 en la espalda y, aunque sería de manera figurada no podría ser más merecido. Lo suyo no sería una decisión caprichosa, sino el fruto de un trabajo extraordinario a lo largo de la temporada. Vamos al grano. Hablamos de Sebastián García Rodríguez y el 23 se debe a que sería, precisamente, el vigésimo tercer golfista español que consigue la tarjeta del European Tour a través del Challenge Tour.

Ahora mismo, a falta de tres torneos, ocupa el puesto duodécimo de la Road to Mallorca, el ranking del Challenge Tour, y son 15 los que lo consiguen. Es decir, está metido en el meollo del asunto, aunque ha fallado el corte en el Hainan Open y tendrá que rematar la faena en las dos citas que restan: El Foshan Open y la final de la Road to Mallorca en el recorrido de Alcanada. Lo tiene muy bien encaminado, pero necesita un último empujón.

Como decimos, Sebastián sería el español número 23 que logra la tarjeta de la primera división a través del Challenge desde que se instauró esta fórmula del ascenso entre circuitos allá por el año 1989. En total, son 445 los golfistas que han promocionado de un circuito a otro en estos 30 años de vida. Así las cosas, los españoles representan poco más de cinco por ciento. Quiere decir esto que no es una tarea fácil y que hay que darle todo el mérito del mundo.

De ese cinco por ciento de españoles, de los 22 que lo consiguieron hasta 2018, sólo dos eran de Madrid: Nacho Garrido en 1993 y Pedro Oriol en 2017. Es, por tanto, un ranking aún más exclusivo en el que se quiere colar García Rodríguez. Sería el tercer madrileño de todos los tiempos.

Nacho Garrido fue décimo en el ranking en 1993, curiosamente el mismo puesto que ocupó Pedro Oriol en 2017. Ahora mismo, no hay duda de que Sebastián firmaría acabar décimo la temporada. Tampoco está tan lejos. Ese es el gran objetivo en los dos torneos que restan. Del mismo modo, Sebastián quiere evitar que sea el primer año desde 2012 en el que no hay españoles que logran la tarjeta del European Tour desde el Challenge.

Los 22 españoles que han logrado año a año el ascenso del Challenge Tour al European Tour son los siguientes:

 

1993: Nacho Garrido

1995: Francis Valera y Diego Borrego

1996: Nacho Feliú

1999: Carl Suneson

2000: José Manuel Lara y Carlos Rodiles

2003: Ivó Giner y José Manuel Carriles

2005: Carl Suneson (repite)

2006: Álvaro Quirós, Rafa Cabrera Bello y Juan Parrón

2007: Álvaro Velasco

2008: Rafa Cabrera Bello (repite)

2009: Carlos Rodiles (repite)

2010: Álvaro Velasco (repite)

2011: Jorge Campillo

2013: Nacho Elvira y Adrián Otaegui

2014: Jordi García Pinto

2015: Nacho Elvira (repite) y Borja Virto

2016: Pep Anglés

2017: Pedro Oriol y Scott Fernández

2018: Adri Arnaus