Sebas García afronta la gran semana con muchos motivos para creer

Ampliar
Profesionales
Fecha Martes, 2 noviembre 2021

Esta semana se celebra el Portugal Masters, penúltimo torneo del calendario regular del European Tour, y un evento absolutamente decisivo para los objetivos del jugador madrileño Sebastián García, que se encuentra muy cerca de lograr la tarjeta para la próxima temporada, aunque todavía queda rematar la faena.

En estos momentos, se encuentra en el puesto 121 de la Race to Dubai, siendo el puesto 122 el que marca el corte de la próxima temporada, por lo que con una buena actuación en Portugal, el jugador del Robledal vería cerrados sus derechos de juego para 2022.

Por el momento, García se lo tiene que jugar todo a la carta de esta semana, pues no está metido en el torneo de la siguiente semana en Dubai, previo a la gran final que juegan los 50 mejores del año, aunque no pierde la esperanza de entrar porque está como octavo reserva, pero la gran oportunidad es esta semana.

Y lo es porque Sebas llega en un buen momento de juego tras tres semanas positivas en la gira española del European Tour, especialmente la última de Mallorca en la que fue quinto clasificado, una de sus mejores actuaciones en el circuito europeo, aunque se quedó con mal sabor de boca por no poder cerrar el objetivo de la tarjeta 2022 esa semana, y haber podido disfrutar de su estreno en el PGA Tour con el Mayakoba Classic al que se había clasificado.

Pero más allá de su buen juego ahora mismo, el Portugal Masters se celebra en un campo que le trae muy buenos recuerdos, pues en su única participación, la de 2020, quedó sexto clasificado, un puesto que este año no solo le daría la carta de 2022, también el acceso al torneo de Dubai y una última oportunidad para el gran bombazo que sería meterse en la final de la Race to Dubai, algo que conseguiría con una victoria en cualquiera de los dos próximos torneos.

Lo mejor para Sebas es que no necesita la semana de su vida en el Portugal Masters, debería valer con hacer un top-25 para confirmar su presencia en la temporada próxima, la que sería su tercera consecutiva en la élite del golf europeo.

Ya sea el karma, la justicia divina o el buen trabajo de Sebas García durante todo este tiempo, pero el hecho de haber renunciado a su debut en el PGA Tour por luchar esta semana para conseguir su principal objetivo, es algo que seguro dará sus frutos a partir del jueves en el Dom Pedro Victoria Golf Course de Vilamoura.