Sara de Piniés: "El golf me ha hecho utilizar músculos que hacía mucho tiempo no utilizaba"

Ampliar
Golf Adaptado
Fecha Domingo, 21 febrero 2016

 

Sara de Piniés ha descubierto el golf hace unos pocos meses y ya está enganchada. Atrás quedó su fantástica dedicación al judo, deporte en el que llegó a representar a España en los Juegos Paralímpicos de Pekín. Su vida es un ejemplo de dedicación y superación. No hay obstáculo que no se pueda superar con esfuerzo e ilusión. Ahora también disfruta del deporte de competición desde la radio, en el programa Chicas sin límite, de Somos Muchas Radio. Sara sólo lleva unos meses jugando, pegando mucho hierro 7, wedge y putt, dispuesta cuando lo diga el entrenador a salir al campo. Aunque sabe que es difícil, sueña con volver a competir alguna vez en unos Juegos Paralímpicos, pero esta vez jugando al golf.

 

Así empezó el desafío... “Empecé a jugar al golf el otoño pasado, tras conocer a través de Pablo Cabanillas el programa de golf adaptado de la Federación Madrileña de Golf. En concreto fue a través del programa de radio “Chicas sin límite”, de Somos Muchas radio (www.somosmuchasport.com), en el cual entrevistamos a Pablo Cabanillas sobre golf adaptado y cuando me enteré de que existía la posibilidad de participar en el programa que tienen en el Parque deportivo Puerta de Hierro, no me lo pensé, siempre me han gustado los retos y tenía claro que formar parte del programa de golf adaptado sería uno de los mayores retos que he abordado desde que perdí la visión hace ya doce años”.

Naturaleza y sensación de tirunfo... “Por otro lado, lo que más me ha enganchado del golf es el contacto con la naturaleza, la sensación de triunfo cuando das un buen golpe y las ganas de seguir mejorando día a día que fomenta este deporte, incluso si no has tenido una buena sesión con el hierro 7 o el sand-wedge”.

 

Lo que el golf le ha aportado en estos pocos meses... “El golf, por lo que he practicado hasta la fecha al menos, precisa una gran concentración y una excepcional percepción del cuerpo, además de la concentración que se precisa para repetir los movimientos de forma exitosa, sin mover un músculo de sitio, lo que me permite mejorar no sólo mi equilibrio sino también mi propiocepción, es decir las posturas que facilita más el avance al caminar o la percepción de la distancia o la pendiente de cada parte del campo”.

 

Aquello de repetir el swing no es nuevo para Sara... “Hoy en día ya no practico Judo, mis rodillas ya no me lo permiten, pero mi formación como judoka sí que me ayuda a realizar los movimientos de swing con desenvoltura, cuando entrenaba para los Juegos paralímpicos de Pekín 2008, mi calentamiento consistía en repetir 300 veces el mismo movimiento, es decir no me frustro al repetir el movimiento de swing con el Putt o el Hierro 7, incluso si le doy a la bola y llega lejos, sé que aún tengo que mejorar mucho”.

 

Un sueño por cumplir en Río... “Ya no compito, pero me gustaría acudir a los Juegos Paralímpicos como corresponsal de Somos muchas sport, para informar de los resultados de las deportistas españolas y de los logros que se alcancen a lo largo de las competiciones”.

 

Futuro en el golf... “Uf, lo de ser profesional me queda demasiado lejos, aún tengo que salir al campo grande para hacer pruebas y según los entrenadores de la Federación madrileña no hay prisa para ello. En cualquier caso sí que me gustaría formar parte de cualquier equipo que representase a nuestro país en unos Juegos Paralímpicos, aunque para eso lo primero que hay que crear es una clasificación funcional, es decir, agrupar a los deportistas según afecte su discapacidad para jugar al golf, parece muy complicado, pero deportes como el triatlón o la hípica han realizado esta clasificación y ahora forman parte de los Juegos Paralímpicos. En cualquier caso, eso es un trabajo a muy largo plazo, en la actualidad no hay espacio para más deportistas en la villa, pero nunca se sabe”.

 

El putt es su palo preferido... “Hasta ahora he practicado con el hierro 7 para el juego largo, el sand wedge y el putt. De estos tres mi preferido es el putt, su utilización supone tener en cuenta muchos factores, desde la concentración hasta la fuerza o la trazada que va a seguir la bola si hay más o menos pendiente. En cuanto a los otros dos palos, el trabajo con el hierro 7 y el sand exige mucha concentración y ajustar la cara del palo, que en mi caso es difícil al no ver como se queda una vez coloco la bola y me pongo en pie. A pesar de todas estas dificultades, he conseguido buenos golpes, lo que me anima a seguir practicando”.

 

Cómo cambió su percepción del golf cuando empezó a jugar... “Antes de empezar a practicar golf pensaba que no era un deporte, pues no obliga a correr o hacer fuerza, pero desde que empecé a dar bolas, me he dado cuenta que utilizo algunos músculos que no había utilizado desde hace mucho tiempo, por lo que recomiendo este deporte a personas que quieran realizar una actividad que les acerque a la naturaleza, mejore su concentración y además quemen alguna que otra caloría”.

 

Una predicción... “Las medallas en los Juegos Paralímpicos se han puesto más caras, desde que en Barcelona los deportistas paralímpicos mostraron que España era una potencia, han cambiado mucho los tiempos, contamos con muy buenas opciones en atletismo y natación y hemos perdido fuerza en deportes como el judo y el baloncesto en silla de ruedas. En cualquier caso, yo apostaría por unas cincuenta medallas para España, porque los deportistas que acuden a unos juegos saben que tienen el honor de estar entre los mejores y saben que deben esforzarse al máximo para lograr el objetivo de una medalla”.

 

Sus referentes... “No sabría qué decir, en judo lo tengo claro, Carmen Herrera, que ha sido tres veces campeona paralímpica, de hecho las tres únicas veces que el judo femenino ha participado en los Juegos, aunque no creo que obtenga plaza para Río, su carrera ha sido excepcional. En lo que respecta al mundo del Golf, todavía me queda mucho por aprender y no quiero tener ninguna referencia, más que nada por no meter la pata”.