Raúl, jugador invidente de la FGM, busca profesor/guía cuando todo vuelva a la normalidad

Ampliar
Golf Adaptado
Fecha Jueves, 19 marzo 2020

Una nueva luz para el golf madrileño. Le esperan grandes planes para el futuro de este grandísimo golfista, que no encuentra ni barreras ni obstáculos en sus sueños.

La práctica de golf entre aficionados invidentes se está convirtiendo en algo habitual. Tres jugadores de la Federación de Madrid; Alejandro de Miguel, Marc Oller y Raúl Fernández Arrizabalaga compiten a nivel nacional e internacional, representando a Madrid y a España en las competiciones en las tres modalidades que hay de golf adaptado, golf integrado y la más delicada para nosotros que es el golf única y exclusivamente para ciegos.

En palabras de Raúl: “Soy muy ambicioso en el mundo del deporte, y también muy exigente conmigo mismo. Gracias a ello pude conseguir estar en dos juegos Paralímpicos de verano en dos deportes totalmente diferentes como es el ciclismo y el judo”.

El año pasado lograron una gran gesta en el British Open para golfistas invidentes. Compitieron 80 jugadores en 3 categorías: B1 Ciegos totales, B2 menos de un 4% de visión y B3 mas de un 4 % de visión.

Alejandro de Miguel quedó segundo en su categoría como B1, Marc Oller y Raúl Fernández sexto y noveno respectivamente en la categoría B2.

“En estos momentos, de los tres jugadores que estamos compitiendo, soy el único que me falta por encontrar un profesor/guía para acompañarme en mis entrenamientos diarios y competiciones tanto a nivel nacional como internacional”.

Hasta la crisis sanitaria, entrenaban de 4 a 6 días en las instalaciones de la Escuela de golf de la Federación. Y así seguirán cuando todo vuelva a la normalidad.

Raúl como sus compañeros esperan con verdadera ilusión asistir al Campeonato del Mundo que se celebrará en Sudáfrica (Ciudad del cabo) a principios de septiembre. Pero necesita a su propio guía.

“Todo aquel que nos acompaña a jugar sin haber sido guías de ciegos, quieren repetir con nosotros ya que somos muy divertidos y tenemos un juego fluido y somos muy respetuosos. Me encantaría, invitar a cualquier persona que quiera acompañarnos algún día a jugar y ver si es posible encontrar ese apreciado guía por favor que se ponga en contacto con nosotros por distintos medios o a través de la Federación madrileña de golf. Las cervezas corren de nuestra cuenta”.