Maestros de golf, un idilio de por vida

Ampliar
Fecha Miércoles, 14 octubre 2020

 

El maestro en el mundo del golf es primordial para comenzar... y para continuar mejorando. El mismísimo Tiger Woods va siempre con su profesor.

 

 

El golf es el segundo deporte más técnico sólo superado por el salto de pértiga. Por ello, los primeros “pasos” que se den en golf tienen que ir acompañados de un profesor que guíe nuestras ganas y energía.

El golf tiene un enorme poder de seducción. Es prometedor, fascinante y tentador, pero también puede ser humillante y desmoralizador. Esa dualidad es probablemente lo que le convierte en uno de los deportes más cautivadores que existen.

Es cierto que hay jugadores que presumen de ser autodidactas, pero empezar de cero sin tomar clases a la larga te resultará más caro que empezar correctamente con la ayuda de un profesor. Y cuando el alumno está preparado, aparece el maestro.

“El golf es un deporte muy técnico, con un proceso de aprendizaje largo. Si aprendes sin un profesor puedes tener lesiones derivadas por dos factores: un mal grip y/o un mal swing, que pueden provocar problemas de columna lumbar”, aconseja Ignacio Guerras, traumatólogo y presidente de la Federación de Golf de Madrid.

Es muy importante que en nuestros primeros pasos nos dejemos aconsejar por un profesional. Al principio, el movimiento del swing resulta completamente antinatural. Si hacemos que nuestro swing natural no tenga defectos ni vicios tendremos una progresión mucho mejor que si por no dar unas clases nos acostumbramos a hacer un swing incorrecto.

La recomendación general es que se den al menos 10 clases de 1 hora entre practica y teoría con un profesor para poder iniciarse como golfista con una mínima formación. Al margen de estas clases con profesor es recomendable que el jugador practique por su cuenta en la zona de prácticas de algún club de golf y lógicamente cuanto más practique más rápido podrá progresar. 

Dicen que, si el alumno no supera al maestro, ni es bueno el alumno, ni es bueno el maestro…

Pon un maestro de golf en tu vida.