Los inicios del golfista profesional no son tan bonitos como parecen

Ampliar
Profesionales
Fecha Viernes, 26 abril 2019

¡Hola a todos!

Perdonadme por haber tardado tanto en escribiros…

Estas últimas cuatro semanas, he estado bastante liada:

-       4 Estados diferentes

-       Tratar de hacerme a esta “nueva” forma de vivir

-       Ir “enterándome” de cómo funciona todo en el Symetra Tour.

La última vez que os escribí me encontraba de camino a Estados Unidos y con planes de ir a California para jugar mis dos primeros torneos del Symetra Tour. No pudo ser; estaba en la lista de espera y me quedé a las puertas en ambos casos.

Sinceramente, fue una situación durilla de encajar. Nunca antes me había encontrado en la situación de estar lista para competir, tener muchas ganas de jugar, y no poder hacerlo.

En un primer momento me costó un poco ver el lado positivo de la situación, y cuando lo conseguí, me di cuenta de lo privilegiada que era de poder estar dos semanas practicando en California, en unos campos que estaban en un estado magnífico, al tiempo que me familiarizaba con el ambiente del Symetra Tour, y aprendía de la experiencia de otras jugadoras. Está claro que esto me ayudará en situaciones futuras.

El no jugar los torneos en California me dejaba durante demasiadas semanas sin competir, y todos sabemos que eso no suele ser deseable. Por ese motivo busqué algún torneo alternativo que pudiera jugar en esas fechas y que logísticamente me vinieran bien. Encontré un evento de WAPT (un circuito nuevo creado este año) que se jugaba en Louisiana justo la semana antes del Torneo de Arkansas que se celebra esta semana.

En Louisiana es donde he estado la semana pasada compitiendo durante cuatro días, en dos campos diferentes, y con corte después del segundo día. La competición ha sido bastante dura; me costó encontrarme con el ritmo de swing en competición durante los tres primeros días, lo cual me generaba dudas encima de la bola.

Swing Marta.TRIM on Vimeo.

A esto se le unió que el segundo día hubo una “supertormenta” que alteró los horarios del resto de días, ya que solo pude jugar 9 hoyos y tuve que acabar la vuelta y jugar los 18 de la tercera vuelta el mismo día. Pese a todo esto, pasé el corte y el último día fue muy positivo: volvieron las buenas sensaciones y me reencontré con mi ritmo de swing.

Esta semana toca torneo del Symetra Tour en El Dorado, Arkansas.

Tengo muchísimas ganas de jugar mi primer torneo oficial del Symetra Tour, y lo afronto con muy buenas sensaciones tras lo realizado en el torneo anterior. 

En el próximo post os contaré qué tal me ha ido. ¡Que tengáis un buen día!

PD: Súper experiencia en Louisiana. Participé en mi primer Junior Clinic con los peques. ¡¡Fue una pasada!! Las caras de agradecimiento tanto de ellos como de sus familias, así como poder contribuir al desarrollo de este deporte, fue una experiencia única.