¡Gracias, Jon!

Ampliar
Profesionales Promoción, desarrollo y formación
Fecha Sábado, 16 octubre 2021

 

Está siendo un año intenso de golf por parte de los aficionados madrileños que abarrotan campos y escuelas, que crecen mes a mes ante el convencimiento de que este es un deporte seguro, con valores innatos y que podrán disfrutar toda la vida.

Pero también lo ha sido en el plano profesional últimamente. Por eso no quería dejar pasar estas fechas para hacer una pequeña reflexión sobre lo que hemos vivido las pasadas semana en Madrid y Sotogrande con la celebración del Acciona Open de España y el Estrella Damm Andalucía Masters.

Lo lógico sería comenzar esta carta con un agradecimiento a los patrocinadores, colaboradores y promotores del torneo, pero en esta ocasión creo que lo mejor es empezar dando las ¡GRACIAS A JON RAHM!

Gracias a él, los aficionados al golf hemos recuperado la esperanza y la ilusión de ver a nuestro deporte en el lugar que nosotros pensamos que merece. Los medios de comunicación generalistas se han acercado a nosotros y, por primera vez en tiempo, aparecimos en las portadas y titulares de los medios más importantes. Buscaban a Jon por sus méritos, porque el público le quiere y porque él se ha dejado querer.

Además, las calles del Club de Campo Villa de Madrid se abarrotaron de espectadores como en pocas veces se ha visto, y las caras y nerviosismo de los espectadores nos hicieron sentir que estábamos presenciando algo grande, muy grande.

Para más inri, el golf es tan maravilloso que nos ha mostrado su crudeza y dificultad. Contra todo pronóstico, ha hecho hincar la rodilla al mismísimo número uno del mundo, pero eso no es más que el fiel reflejo de la esencia de este deporte. Porque llegar hasta lo más alto en golf es dificilísimo, pero mantenerse lo es aun más. Porque ser número 1 del mundo no implica que te regalen el campeonato nada más pinchar la bola en el tee del 1.

Creo que, justo por eso, hay que admirar más si cabe la figura de Jon Rahm.

Que dentro del campo es el mejor, ya lo sabíamos, pero todo lo que ha hecho esta semana fuera de las zonas de hierba nos hace ver que todavía es más grande como persona y como imagen para el golf español.

Cada autógrafo que ha firmado equivale a una sonrisa, pero, sobre todo, a un aficionado al golf para toda la vida. Las jornadas han sido maratonianas para este joven y, gracias a eso miles de niños (entre ellos los míos) se han marchado con su preciado premio y la sensación de haber sido testigos de algo mágico. A las horas de práctica y juego, ha sumado casi otras tantas firmando autógrafos, posando para “selfis”, atendiendo a los medios de comunicación, estrechando manos y regalando sonrisas. En esto también es un número 1.

Antes de terminar, no quería dejar pasar la ocasión de dar la enhorabuena a la RFEG, a MTP como empresa promotora del torneo, al CCVM por presentar sus instalaciones como nunca las habíamos visto y, sobre todo, a Adri Arnaus y Rafa Cabrera-Bello por el emocionante espectáculo que nos han brindado.

Esta victoria ha sido de todos, pero sobre todo de los aficionados al golf.

¡GRACIAS, JON!

 

Por Carlos de Corral, director deportivo de la Federación de Golf de Madrid.