Érase una vez en Bronxville, Nueva York

Ampliar
Fecha Viernes, 7 agosto 2020

La primera edición del campeonato de la US PGA se jugó en 1916. La 102 edición se está disputando estos días con posibilidades para los cuatro españoles destacados en Harding Park, San Francisco.

Ya está aquí el primer Grande de la temporada, el PGA Championship. Sin público, pero con enormes alicientes deportivos, uno de los cuatro ‘majors’ del año llega al recorrido de TPC Harding Park, en San Francisco, para ofrecer un magnífico espectáculo deportivo al que se quieren sumar cuatro golfistas españoles.

Hasta el momento, ningún español ha podido levantar la copa Wanamaker, aunque en esta 102 edición serán cuatro españoles, uno menos que en la pasada edición, quienes lo intenten: Jon Rahm, Sergio García, Rafa Cabrera-Bello y Jorge Campillo.

El campeonato surgió de la mente de Rodman Wanamaker, el dueño de una inmobiliaria quien vio la posibilidad de comercialización dentro de una organización de golfistas profesionales.

Wanamaker convocó en Nueva York en plena guerra mundial y antes de que Estados Unidos entrase en la contienda, el 17 de enero de 1916, a un grupo de 35 individuos, incluyendo el legendario Walter Hagen, para avanzar hacia lo que poco después sería la PGA de América.

El principal propósito era proporcionar un evento de alto perfil y calado en el mundo del golf profesional, en tiempos en los que el golf estaba en manos de amateurs millonarios y donde los profesionales no eran valorados ni tenidos en mucha estima. Esta filosofía se aprecia claramente en las condiciones de admisión para los participantes.

El torneo se estableció a 36 hoyos en el sistema de eliminación (Match Play). Mientras tanto, ambos torneos, el British Open y el US Open mantenían el formato de Medal Play (juego por golpes) a 72 hoyos.

El 6 de abril de 1917 Estados Unidos entra en la contienda mundial y el US PGA se suspende hasta 1919, que se disputa en el Engineers Country Club en Roslyn, Nueva York.

En 1957 un capítulo en el PGA Championship quedó cerrado. La era del juego por golpes comenzó en 1958 ante una millonaria audiencia televisiva, con una ronda final de 67 golpes de Finsterwald, ganando el torneo en Llanerch Country Club en Havertown.

Al igual que en otros majors, ganar el torneo otorga al golfista que lo consigue ciertos privilegios: el campeón de la PGA es invitado automáticamente a jugar los otros tres majors (el Masters de Augusta el US Open y el Abierto Británico) durante los siguientes cinco años, y estará exento de jugar la fase de calificación para la PGA de por vida.