El reto de mantener un campo único

Ampliar
Fecha Miércoles, 5 junio 2019

El mantenimiento de los campos de golf está siempre en el punto de mira de los usuarios. Todos recordamos esos hoyos que siempre están, al menos a ojos de los que no somos técnicos, un punto por debajo del estado en que nos gustaría jugarlos

Sin embargo, esa aparente falta de cuidado es el resultado de las dificultades que presenta ese hoyo para el greenkeeper. La serie de reportajes que comenzamos hoy pretende mostrar esos hoyos que suponen un problema para los responsables del mantenimiento. Bien por su situación en el campo o bien por su importancia medioambiental.

En este sentido, el paradigma de los campos con fuertes exigencias medioambientales en la Comunidad de Madrid es el Real Club de Golf de La Herrería. Un campo único que tiene un greenkeeper con una historia muy especial. La de un joven cocinero y pastelero ucraniano que hace 21 años decide venir a España en compañía de un amigo y que, aún sin conocer el idioma, consigue trabajo en una empresa de construcción de campos.

A partir de ahí, recorre muchos clubes hasta que hace nueve años recala en La Herrería, donde comienza a trabajar como técnico de riego hasta que desde hace tres asume la responsabilidad del mantenimiento del campo.