El Circuito Hickory crea una peligrosa adicción

Ampliar
Profesionales
Fecha Jueves, 11 marzo 2021

La vuelta a los orígenes del golf, a la pureza del juego, donde usan materiales y ropas anteriores a 1935 atrae cada vez a más jugadores. 

Freddy Lilly, Armando Martín y Miguel Carrasco, son los impulsores de esta disciplina que ya cuenta con un gran arraigo en países como el Reino Unido, Estados Unidos o Suecia. Y en España está cogiendo velocidad de crucero.

En palabras de Freddy Lilly: 

“Hoy en día tienes treinta palos para elegir, las bolas llevan un GPS incorporado y se miden las distancias con láser. El hickory huye de todo eso. Se juega con apenas seis palos y con el mínimo de reglas posibles, las que funcionaban en 1920. Intentamos recuperar también las normas de conducta, la caballerosidad”.

La cuarta prueba se disputó el lunes pasado en el recorrido del RACE. Los participantes tenían por delante 5.106 metros por delante, 18 hoyos, un máximo de 8 palos y un sólo ganador en categoría stroke play individual para profesionales y amateurs valedero para el ranking 2021 y una pool paralela por parejas mejor bola.

 

El jugador Andrés Navarro fue el único en ganar al recorrido (71 impactos) y los valiosos 50 puntos que va a sumar para el ranking. En segundo lugar quedó Carlos Balmaseda y Miguel Carrasco en tercera posición.

 

El Circuito Hickory está orientado a jugadores profesionales con ganas de volver a los inicios del golf. Las pruebas de este Circuito se juegan bajo las reglas de 1920 y es obligatorio cumplir las normas de vestimenta (bombachos, pajarita, corbata, camisa blanca, falda larga, gorra...) 

Los participantes tienen que utilizar palos, bolsas, bolas y ropas anteriores a 1935, hoy en día casi una hazaña, no sólo por encontrar el material sino por jugar con palos de golf de madera.