El alcalde de Madrid presentó el Mutuactivos Open de España en el Wanda Metropolitano

Ampliar
Profesionales
Fecha Martes, 1 octubre 2019

“Prefiero ganar el Open de España a la Race to Dubai”. Con esa contundencia se manifestaba Jon Rahm durante la presentación oficial del Mutuactivos Open de España que ha tenido lugar en el Wanda Metropolitano. El vasco llega a Madrid con el deber de defender el título que lograse el año pasado en el Centro Nacional de Golf y que le convierte en uno de los principales atractivos de esta edición, a pesar de que nunca ha conseguido revalidar ninguno de los títulos que ha conseguido. "Espero que tengamos una gran rivalidad y que disfruten los aficionados”, concluyó.

Por el momento, quienes han disfrutado son las personalidades del mundo del deporte y la política que se han dado cita en el estadio atlético y que han podido disfrutar de la exhibición que han ofrecido el propio Jon junto a, junto a Sergio García y Rafa Cabrera Bello. Entre los invitados, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, que no eludió la oportunidad de exhibir el 4,6 que luce como hándicap y jugar un 54 grados desde la grada hacia la diana instalada en el centro del terreno de juego. Ya sin palo, el alcalde recordó que "tenemos la suerte de que contamos con todos los ingredientes para que sea un éxito este año y en el futuro".

Precisamente en esa línea se manifestó Gerard Tsobanian, CEO de Madrid Trophy Promotion, que hizo hincapié en que el objetivo de su organización es conseguir que el Mutuactivos Open de España "sea referencia del ámbito deportivo en Madrid y en España", y aseguró invertirá lo necesario para que sean los mejores golfistas del mundo los que, en un futuro, vengan a Madrid a jugar el torneo.

Por su parte Sergio García, ganador de la edición de 2002, relató como siendo aún amateur dio su primera rueda de prensa en el Open de España que se celebró en el Club de Campo Villa de Madrid en 1996. Una anécdota que dio pie a que Rafa Cabrera Bello compartiera con los presentes que, siendo todavía amateur, jugó con Sergio precisamente el año en que el castellonense ganó el Open de España.