Diario del Open: Royal Portrush, un campo que apostó por la mujer desde el minuto uno

Ampliar
Profesionales
Fecha Sábado, 20 julio 2019

El 13 de julio de 1888 apareció en el Coleraine Chronicle de Irlanda una crónica de golf que no dejó a nadie indiferente. La acción se situaba en el recién inaugurado Royal Portrush Golf Club, aunque por aquel entonces se llamaba simplemente The Country Club. En el artículo se hacía mención a un partido disputado por dos mujeres. Era un viernes, se acabó prácticamente de noche y sus maridos eran los encargados de llevar las bolsas de palos y unas tablillas con el marcador.

En estos tiempos que corren, una escena así afortunadamente pasa completamente desapercibida, pero en 1888 era algo absolutamente rompedor, prácticamente único. La anécdota en cuestión demuestra que la apuesta de la sede esta semana del Open Championship por la mujer fue firme y decidida desde el principio. De hecho, desde el mismo momento en el que se inaugura el campo, que inicalmente contó con nueve hoyos y un año después se amplió a 18, se creó el ‘Ladies Club’.

En este sentido, Royal Portrush es considerado como uno de los campos de Gran Bretaña e Irlanda que más contribuyó al desarrollo y crecimiento del golf femenino en las islas. De hecho, fue el primer campo fuera de Inglaterra que acogió el British Ladies Championship. Sucedió en 1895. La campeona fue Lady Margaret Scott, la golfista dominante en aquel tiempo. Era su tercera victoria en el torneo. Después de ganar en Portrush de retiró de la competición.

Ha sido sede de este campeonato, hoy conocido como British Ladies Amateur, en siete ocasiones más, la última en 2011, con triunfo de la inglesa Lauren Taylor. También ganó aquí uno de los grandes mitos de la historia del golf, Catherine Lacoste, en 1969.

No hay más que ver el calendario de competiciones vigente de Royal Portrush para entender la importancia que tiene la mujer en este recorrido situado en el Ulster, a unos pocos kilómetros de la Calzada del Gigante, una maravilla geológica patrimonio de la humanidad. Sólo en julio están metidos en el calendario un total de 26 torneos femeninos… y eso que el campo estará cerrado más de 13 días debido al Open.

Este vínculo con el golf femenino desde su nacimiento contrasta, por ejemplo, con el de otra sede de la rotación del Open, Muirfield Golf Club, que este año aprobaba por primera vez la inclusión de mujeres socias. En este sentido, hay que decir que Royal Portrush, aunque aún no hay ningún anuncio oficial, se ha ganado con creces su continuidad en la rotación del Open. El torneo ha sido un éxito, el campo ha gustado mucho, la organización está siendo modélica y todos los protagonistas aseguran que veremos más Open en el futuro en este campo.