Álex Del Rey: llegar y besar el santo

Ampliar
Profesionales
Fecha Lunes, 14 septiembre 2020

Alejandro Del Rey apenas lleva dos meses como jugador profesional, tras una exitosa etapa como amateur, en la que por encima de todo resalta el título de campeón del mundo que logró en 2018.

Es un jugador que venía avisando de que tiene juego y hambre como para tener una gran carrera profesional, pero su victoria esta semana en el Open de Mirabelle del Alps Tour ha sido una agradable sorpresa, pues era su tercer torneo profesional y en los dos primeros había fallado el corte.

Primer corte pasado y primera victoria, aunque él mismo nos confiesa que desde hace un par de semanas sabía que estaba en un punto de juego mucho mejor al que tenía cuando se embarco en el profesionalismo.

“Ya antes de jugar el Valderrama Masters la pasada semana, yo notaba que estaba jugando muy bien, aunque está claro que Valderrama no es un sitio para que yo pueda lucir mi mejor juego. Sin embargo, fue llegar a Francia y vi que el campo me iba perfecto, y lo he aprovechado jugando muy bien, en especial los dos primeros días, donde además he metido mucho,” nos contaba Del Rey tras su triunfo.

Una victoria que se forjó desde el primer día, pues el madrileño entregó una espectacular tarjeta en la primera ronda de 63 golpes, tan solo superada por el 61 del también español Lucas Vacarisas, con quien Del Rey se ha medido durante todo el torneo.

En la segunda vuelta, las tornas se cambiaron, y fue Del Rey el que hizo dos golpes menos que Vacarisas (65 vs 67), y de esta forma llegaban ambos a la última ronda coliderando el torneo.

El domingo tuvo un poco de todo, y Del Rey dio una muestra de que nunca hay que bajar los brazos, puesto que no empezó nada bien, y tras los primeros nueve hoyos eran cuatro los golpes que le distanciaban de Vacarisas.

A partir de ahí, Álex activó la máquina de birdies (tres en cuatro hoyos), que unidos al bogey del catalán en el 13, hizo que volvieran a empatar en cabeza del torneo.

El hoyo 15 fue la clave, pues a ambos les costó mucho enfrentarse a él, pero aunque Del Rey hizo bogey, Vacarisas falló con doble bogey, dejando un golpe de ventaja al madrileño a falta de tres hoyos. Supo administrar muy bien su ventaja, logrando tres pares que le permitieron alzar su primer trofeo como profesional.

“La última vuelta fue de sufrir, porque no jugué tan bien como los dos primeros días, pero sobre todo no he metido ni un putt, pero he sabido aguantar y hacer las justas para ganar. Muy feliz por ganar en mi primer torneo completo, y ojalá siga la racha, tengo muchas ganas de las próximas semanas,” finalizaba el madrileño.