La recuperación de Pedro Oriol progresa adecuadamente

Ampliar
Profesionales
Fecha Miércoles, 5 diciembre 2018

Un día después de perder la tarjeta del European Tour, Pedro Oriol se rompía el menisco de su rodilla izquierda. De repente, en menos de 24 horas, se le hacía de noche al jugador madrileño. El problema ya no era saber qué iba a jugar y dónde el próximo año, sino cuándo y en qué condiciones. “Fueron días muy complicados, no dejas de darle vueltas a la cabeza y tienes mucha incertidumbre”, asegura Oriol a la Federación de Golf de Madrid.

Hoy han pasado 42 días desde que se puso en las manos expertas del doctor  Domingo Delgado y pasó por el quirófano. Ahora ya empieza a ver la luz al final del túnel. Aun no puede jugar al golf, pero la recuperación marcha viento en popa y le permite ser optimista. La semana pasada le quitaron las muletas y la rodillera y siente que su cuerpo está respondiendo de maravilla. “Me noto cada   día mejor. Aún no pudo correr, ni girar del todo la rodilla, ni doblarla por completo, pero me siento bien y sobre todo, la noto estable. Los médicos hicieron todo lo posible por mantenerme el menisco, así que lo que hicieron fue suturarlo. Los puntos están ahí y van a estar siempre y hay que ir con tranquilidad para que se asiente todo bien”, señala.

Oriol reconoce que jamás en su vida ha estado tanto tiempo sin jugar al golf. No obstante, encuentra la manera de quitarse el mono. “Puedo patear y es lo que estoy haciendo, algo que además me venía muy bien, porque necesitaba entrenar especialmente esta parte del juego. También puede chipear, algo voy haciendo, aunque de momento nada de approachs y swings completos. Para eso aún hay que esperar”, asegura.

Los médicos dieron a Pedro tres meses de plazo para la recuperación y se van a cumplir si todo sigue bien. Su plan es empezar a poner carga de peso sobre la rodilla en enero y empezar a hacer algún swing completo antes de que llegue febrero. “Si todo va bien, mi idea es volver a jugar en Australia en febrero. Hay dos torneos del European Tour y espero entrar en los dos, o al menos en uno de ellos. Iría allí sin expectativas, para probar. En realidad, la hoja de ruta es llegar a tope al mes de abril, donde podré jugar más”, explica.

El golfista de Puerta de Hierro realiza cuatro sesiones semanales de fisioterapia, dos con el equipo del doctor Delgado y otras dos con Eduardo Serrano, uno de los miembros claves de su grupo de trabajo. Además, está fortaleciendo la parte superior del cuerpo para mantener la musculatura y estar en el mejor estado de forma cuando alcance la recuperación. Está poniendo todo de su parte para recuperarse lo antes posible, pero siempre atendiendo a las instrucciones de los doctores. Ahora mismo ya puede sostener todo su peso sobre la pierda izquierda. Un sólido y positivo avance.

Mientras, hay tiempo para organizar todo lo demás que rodea a un golfista. Acaba de renovar con su agencia de representación, Jenahura, está estudiando qué marca de palos utilizará el próximo año y aguardando a la publicación del calendario del Challenge Tour para poder realizar ya una primera planificación. Oriol comienza ya a olisquear de nuevo el olor de la hierba…