Gonzalo cierra el año más intenso de su carrera y el mejor de los últimos cuatro

Ampliar
Profesionales
Fecha Domingo, 16 diciembre 2018

Gonzalo Fernández Castaño ha puesto punto y final a la temporada esta semana en Sudáfrica. Ha fallado el corte en el Alfred Dunhill Championship. Obviamente, no es el broche que esperaba, pero eso no quita para que el balance general de 2018 sea muy bueno.

Ha sido un curso largo y duro para el madrileño. Una vez más ha compaginado Estados Unidos y Europa y ha terminado jugando 34 torneos. La cifra es más que significativa. De hecho, es el año que más ha jugado en toda su carrera profesional. De los 34 campeonatos, quince fueron en el Web.com Tour y 19 en el Circuito Europeo. Mucho golf, mucho trabajo detrás y muchísimas horas de avión cruzando el Atlántico en uno y otro sentido.

Con todo esto en la mochila, hay que valorar de manera muy positiva los resultados. No logró mantener la tarjeta en Estados Unidos, pero sí que pudo hacerlo en Europa, después de una semana memorable rubricada con una quinta posición en el Andalucía Valderrama Masters. Más allá del éxito concreto de mantener los derechos completos en Europa para la siguiente temporada, lo cierto es que hay argumentos más que sobrados para concluir que ha sido el mejor año de Gonzalo desde 2014.

Así lo dice el mejor algodón que existe en golf y que no es otro que el ránking mundial. El golfista de Puerta de Hierro ha sumado este año un total de 23,9 puntos en la clasificación, la cifra más alta desde 2014. Además, ha firmado cuatro top ten, una cantidad que no alcanzaba desde 2013, cuando cerró el curso con ocho puestos entre los diez primeros.

Siguiendo con el ránking mundial, la mejoría de Gonzalo en 2018 ha sido notable. Cerró 2017 en el puesto 848 de la clasificación y ahora mismo está entre los 450 primeros. Aún está lejos de sus mejores momentos y del puesto donde le gustaría estar, pero desde luego este año ha subido algo más que un escalón.